La competencia lingüística también se trabaja en todas las áreas en las que se lee, habla y escribe, y eso no es impedimento (más bien al contrario) para que exista una materia troncal de Lengua. Lo mismo podemos decir en materias tan evidentes como Matemáticas o Inglés (ahora que tenemos centros bilingües).

Que los ordenadores se utilicen (o se puedan utilizar) en otras asignaturas no debe significar que no exista una asignatura donde se estudie su funcionamiento y manejo. Y, por supuesto, como en los ejemplos anteriores, impartidas por el profesorado especializado en la materia.