En primer lugar, eso es falso, como luego explicaremos. Pero es que, en segundo lugar, eso ni siquiera sería completamente cierto si hablásemos de la asignatura de Matemáticas, la cual suele verse como un compendio de herramientas a utilizar en otras asignaturas como Física, Ciencias Sociales, Biología, Química, etc.

Efectivamente, las Matemáticas no sólo son una herramienta imprescindible, y por ello disponen de una asignatura troncal en el sistema educativo, sino que sirven para el desarrollo mental del alumno. Nunca nadie ha discutido lo imprescindible que es saber dividir en la vida, y se enseña desde temprana edad, a pesar de que hoy en día las calculadoras (mejor dicho, los smartphones que llevamos todos en el bolsillo) lo hacen con infinitamente mayor rapidez y fiabilidad. ¿De qué sirve la tabla de multiplicar si vamos a recurrir a las calculadoras/smartphones toda la vida? Evidentemente, el aprender cosas de memoria es también imprescindible para el desarrollo psíquico de toda persona, y por eso también se aprenden en Lengua poesías, canciones y diálogos teatrales, que luego nunca se volverán a necesitar.

Con la Informática ocurre exactamente lo mismo… siempre y cuando entendamos Informática como algo más que ofimática. Por ejemplo, si sólo nos fijamos en la programación de ordenadores, el alumno verá mejoradas las siguientes habilidades:

  • Habilidad para resolver problemas, reconociendo niveles de abstracción.
  • Habilidad para construir y utilizar herramientas software.
  • Ser consciente y precavido de los usos de los ordenadores relacionados con seguridad.
  • Buscar formas innovadoras de usar los ordenadores, de crear herramientas, de dar soporte de las mismas, etc.
  • Comunicarse mejor por escrito, proporcionando presentaciones y demostraciones de productos efectivas, y ser un buen negociador (tanto en entornos tradicionales como electrónicos).
  • Estar preparado para buscar trabajo; esto implica crear un currículum impactante y basarlo en habilidades técnicas y de otro tipo.
  • Saber pertenecer a un grupo de forma efectiva.
  • Comprender los especiales requisitos de un proyecto distribuido con participantes de culturas diversas.
  • Reconocer los retos y las oportunidades que proporciona el estar al día, y comprender cómo conseguirlo.
  • Organizar toda la información profesional eficientemente.

Todo esto no es una invención nuestra, puedes comprobarlo en Skills You’ll Learn if You Study Computing. Y en el siguiente artículo encontrarás multitud de enlaces a documentos que se basan en las bondades de la programación para los niños: La programación, la enseñanza y los niños.

Pero entonces, ¿la Informática es programar? No, hay más disciplinas que deberían incluirse (sí o sí) en un currículo serio de Informática, como son las Bases de Datos. Cualquiera que conozca los fundamentos teóricos del diseño de bases de datos reconocerá los beneficios que tendría su aprendizaje en la ESO, aparte de los evidentes por motivos estrictamente profesionales (hoy en día en el 90% los trabajos se maneja de una u otra forma alguna base de datos):

  • Habilidad para abstraer la realidad y realizar esquemas simbólicos de la misma.
  • Reconocer relaciones entre las entidades del mundo real.
  • Identificar lo importante frente a lo superfluo.
  • Buscar (y encontrar) información de manera óptima.
  • Clasificar la información eficientemente.

¿Continuamos? ¿Hablamos de fundamentos de Redes y Telecomunicaciones? ¿Qué tal de procesamiento de sonido, imágenes y vídeo? …