Harry Potter

Ésta es la falacia sobre la que se basan quienes afirman que la Informática no tiene por qué ser una asignatura obligatoria pero, en cambio, la competencia digital de los alumnos está garantizada por el uso de los ordenadores en el aula. Falacia en la que se basa, por ejemplo, el inútil y costoso plan Escuela 2.0. En realidad, esto es como afirmar que los alumnos aprenderán matemáticas por el simple uso de las calculadoras. Y en realidad esto es cierto… si creemos que las matemáticas consisten sólo en sumar, restar, multiplicar y dividir, y sin usar mucho la cabeza, que para eso está la maquinita.

 Harry PotterSi los profesores demandan formación en Informática (constantemente aparecen en prensa y blogs noticias en este sentido), y se trata de gente con una formación académica de nivel superior, ¿qué nos hace suponer que un chaval de 1º de ESO sabe manejar los ordenadores mucho mejor que ellos? ¿Traen los niños actuales, por el mero hecho de haber nacido en el siglo XXI o finales del XX, conocimientos informáticos “de serie”?

Normalmente se relaciona este tópico con la facilidad de los niños para aprender cosas nuevas. Claro. Por eso es tan fácil ejercer de docente: para los niños es facilísimo e interesantísimo aprender cualquier cosa, la Informática no iba a ser menos. Evidentemente, ambas premisas son falsas. A un alumno, por el mero hecho de ser menor de edad, no se le van a dar ni mejor ni peor los ordenadores, ni tiene por qué gustarle su utilización. Como tampoco a todos los jóvenes de 18 años les gusta el alcohol o quieren sacarse el carné de conducir recién estrenada su condición de mayor de edad. A unos sí, y a otros no.

Que a los alumnos se les acostumbre a manejar los ordenadores desde Primaria no significa que dispongan en la ESO de conocimientos informáticos suficientes para, por poner dos simples ejemplos, saber qué ordenador comprar basándose en sus especificaciones técnicas, o por qué algunos programas de Windows se llaman “servicios” y están tan escondidos.

Y, por último, ¿quién garantiza que la “orientación” que dan los demás profesores en temas informáticos es la adecuada, cuando la mayoría de ellos (al menos actualmente) no sabe qué hacer con su antivirus cuando éste caduca (y, por cierto, se lo tiene que consultar al informático más cercano)?