Normalmente, quien así habla tiene unos pobres conocimientos informáticos que, en cambio, considera suficientes para sí. Pero, ¿cómo puede asegurar que ese nivel informático es suficiente para las demás personas? ¿Da por hecho que ningún alumno va a necesitar en sus estudios o trabajo niveles superiores de conocimiento en Informática? ¿Es un experto para poder opinar de esa forma?

Los alumnos llegan a la ESO sabiendo hablar y escribir (mal, pero saben). ¿Es necesario, pues, machacarles con horas y horas de Lengua que podrían emplearse en otras competencias más útiles para su futuro? La respuesta, obvia a todas luces, es la misma que en el caso de la Informática. Todos conocemos alumnos que critican la asignatura de Lengua y que, a pesar de tener una pésimas ortografía, caligrafía y gramática, alegan que a fin de cuentas se les entiende y eso es lo que importa. ¿Es defendible esa postura? ¿No? ¿Por qué con la Informática sí?

Por otra parte quien opina que los conocimientos de Informática que necesita un alumno de la ESO no justifican una asignatura, suele ser aquella persona que “confunde” Informática con, precisamente, lo que él sabe respecto al manejo de ordenadores. ¡Curiosamente! La asignatura de Informática debería incluir un currículo mucho más rico y extenso: hardware, sistemas operativos, bases de datos, programación, etc. Si tal fuera el caso, ¿realmente sería innecesaria la asignatura de Informática, o dichos contenidos tendrían que incluirse en Tecnología, Educación para la Ciudadanía o Educación Física, por poner algunos ejemplos?

Más sobre el tema en La Informática consiste en enseñar el Office y poco más.