Es evidente que las mejoras que nosotros planteamos nos benefician. Y por las reticencias de otros colectivos (que a sí mismo no se ven como corporativistas) podemos suponer que a ellos les perjudicarían. Aceptando el hecho incontestable de que nunca llueve al gusto de todos, y que cualquier reforma beneficia a unos y perjudica a otros, vamos a restringirnos a debatir si las reformas son beneficiosas para los alumnos que, a fin de cuentas, es de lo que se trata (o debería tratarse). Pues bien, en el mundo actual, ¿beneficiaría a los alumnos una asignatura de Informática obligatoria, impartida por especialistas, en centros TIC coordinados por especialistas? En conciencia, todo el mundo debería decir que sí. Pero habrá quienes digan que ellos son tan especialistas como los demás. ¿En serio? Véase a este respecto el tópico No es necesario ser informático para enseñar Informática.

Pero es que, además, los profesores de Informática no estamos pidiendo un trato de favor, ni un privilegio sobre el resto, estamos pidiendo ser como los demás: tener nuestro departamento y atribución exclusiva sobre las asignaturas que nos competen. Los profesores de Informática, pues, tenemos que defender cosas que otros profesores no tienen que defender porque se dan por sentadas. Defender la igualdad con otras especialidades no es corporativismo, es pedir justicia.

Por último, debemos dejar claro que no sólo los profesores de informática están pidiendo reformas en el sistema educativo que conduzcan a una mayor presencia de la Informática en el currículo de la Educación Secundaria. Véase a este respecto el tópico Nadie apoya a los informáticos en sus reivindicaciones.