El periódico El País, en su edición de la Comunidad de Madrid, publicó el pasado día 11 el artículo Programar a aprender, donde se defiende la importancia en el desarrollo del alumnado del aprendizaje de la programación, y los beneficios en otras áreas como las Matemáticas.

El artículo merece una lectura, porque si bien estamos de acuerdo en el planteamiento inicial (la importancia de la programación), no podemos estar más en desacuerdo en la forma en que tal cosa debería implantarse según los políticos de turno o los profesores no especialistas:

Un convencido Jorge Moreno [coordinador TIC para ESO y Bachillerato Internacional en la institución SEK] asiente y apostilla que habría de concebirse como una transversal. “Si se hace la típica asignatura de aprender a programar será como la clase de informática que se ha dado toda la vida. Y no es eso. Es aprender procesos de lógica, creatividad, pensamiento crítico”. Sus compañeros se muestran de acuerdo, pero sin olvidar que ello requeriría formar adecuadamente al profesorado encargado de impartir esta materia. “Más que aprender a programar, se trata de programar para aprender, para trabajar distintas disciplinas y competencias”, diferencia Jesús Moreno. Según remacha, hay estudios que demuestran que los niños familiarizados con la programación desde pequeños después son mejores en matemáticas, y, en general, en la resolución de problemas, y “tienen menos estereotipos de género respecto a las carrera científicas”, argumenta.

¿"La clase de informática que se ha dado toda la vida"? ¿A qué clase se refiere? ¿Dónde se da esa clase de informática? ¿Realmente dan programación? ¿Cómo se puede dar programación de forma transversal? Una vez más, vemos que la Informática es fomentada como herramienta pero minusvalorada como asignatura, cosa que no ocurre con ningún otro área del conocimiento dentro del sistema educativo (el existente o el propuesto para el futuro). Por supuesto, tales planteamientos siempre vienen de profesorado no especialista pero con mucha iniciativa, y el fin último es incluir la programación en la asignatura de Tecnología.

¿Ha de ser esto así? ¿Informática es lo mismo que TIC, y por tanto es lo mismo que Tecnología? Pues que fusionen ambas especialidades y que podamos concursar en igualdad de condiciones.

Pero la cosa va por otros derroteros. Y si no vean las declaraciones de Gomendio, secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades. ¡La LOMCE lo va a solucionar todo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*