El sector de la informática se moviliza ante la LOMLOE para conseguir la enseñanza obligatoria de esta disciplina en bachillerato.

En un mundo dominado por la informática, los conocimientos básicos para entender cómo funciona se alejan de las enseñanzas de los más jóvenes. En la última reforma educativa (LOMLOE) y en los proyectos de Real Decreto que la desarrollan, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha eliminado del Bachillerato y, en general, del currículo preuniversitario, las materias relacionadas con Informática (antiguas TIC -tecnologías de la información y las comunicaciones-). Entre las 42 materias incorporadas para todas las modalidades, no hay lugar para la informática.

La Sociedad Científica Informática de España (SCIE), el Consejo de Colegios de Ingenieros Técnicos en Informática (CONCITI), el Consejo de Colegios de Ingenieros en Informática (CCII), las Asociaciones de Profesores de Informática de Andalucía y de la Comunidad Valenciana, AAPRI y APICV, la Reunión de Estudiantes en Ingenierías Técnicas y Superiores en Informática RITSI y la Conferencia de Decanos y Directores de Ingeniería Informática (CODDII), entre otras, están promoviendo acciones comunes para generar conciencia sobre el problema y tratar de que se corrija, en lo posible, esta decisión.

Actualmente están preparando de manera coordinada la presentación de alegaciones al Proyecto de Real Decreto por el que se establecerá la ordenación y las enseñanzas mínimas del Bachillerato, que se encuentra en periodo de consulta pública hasta el próximo 29 de diciembre.

Junto a ello han promovido, a través de las Asociaciones de profesores, la firma de un manifiesto de apoyo a la implantación de asignaturas obligatorias de informática en bachillerato.

Las entidades que promueven este manifiesto expresan su sorpresa y rechazo por la marginación en que queda la informática en la LOMLOE. En su opinión la permeabilidad actual de la informática en todos los ámbitos sociales y profesionales no puede ser limitada a una formación puramente instrumental del manejo de ordenadores, dispositivos móviles y software (competencia digital), sin proporcionar ninguna educación en los principios científicos y tecnológicos de esta disciplina.

El objetivo de mantener la enseñanza de materias vinculadas con la informática en el ámbito preuniversitario es formar a las próximas generaciones en los fundamentos de la sociedad digital junto a la generación de nuevas vocaciones, en especial entre las mujeres jóvenes, para vencer estereotipos e incidir en la brecha de género, un pujante sector profesional que sin embargo atrae tan solo a un 14% de mujeres jóvenes a carreras de este campo, vinculadas con la ingeniería informática o profesiones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Desde el CCII se apunta a la necesidad de que los ciudadanos del futuro conozcan la disciplina informática para manejarse en una sociedad cada vez más digital en todos los sentidos. “La educación en informática es fundamental para formar a los ciudadanos del mañana, no sólo por el impacto del pensamiento computacional y las competencias digitales en la empleabilidad sino en la vida diaria, al estar inmersos en un proceso de transición digital acelerada”.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*